Nuestra Historia

Huellas

La vitivinicultura argentina está marcada por las historias de inmigrantes europeos que llegaron a estas latitudes y dejaron para siempre su huella en la cultura de esta parte de Sudamérica. Nuestra historia tiene ese mismo origen y un final que se escribe cada vez que alguien bebe alguno de nuestros vinos.




Nuestro padre, Juan, llegó de Andalucía a principios de los años 50 para desarrollar en Mendoza el cultivo de la vid. De él aprendimos que el trabajo está siempre por sobre el reconocimiento, que la tierra marca el compás de la labranza y que la austeridad es la máxima virtud. Fue en 2004 cuando junto a mi hermano Nicolás decidimos dar un paso más y construir una bodega en donde elaborar vinos de alta calidad, con una gran fascinación por la innovación. En abril de ese año fundamos Las Perdices en el corazón de nuestro viñedo en Agrelo, aquel en donde crecimos y aprendimos a hacer vino desde que tenemos memoria.

Vivimos en un reino que se compone de vides, familia y trabajo. Un amado territorio habitado también por las perdices que inspiraron nuestro nombre. Como nosotros, éstas son aves que se arraigan a climas secos y pedregosos. Como nosotros, las perdices no migran sino que eligen su casa y a base de esfuerzo la hacen su hogar.
Todo lo que aprendimos durante una vida en la viña concluye no sólo en nuestros vinos, sino en aquellos que los beben y nos dejan acercarles parte de nuestra historia.


Juan Carlos Muñoz

Nuestro Equipo

Nicolás Muñoz
Gerencia Administrativa
Ing. Fernando Losilla

Enología

Lic. Pablo Silvestre

Comercio Exterior

Federico Iturralde

Logística y Exportaciones

Fernanda Chica

Contabilidad

Guido De Angeli

Contabilidad

Cont. Celeste Lombardo

Contabilidad

Lucas Rodriguez

Contabilidad

Luis Videla

Compras

Laura Aguilera

Depósito

Martín Gimenez

Comercial Ventas Mendoza

Gonzalo Reta

Comercial Cobranzas Mendoza

Mario Dino

Comercial Santa Fe

Marcelo Molina

Comercial Córdoba