Rock & Perdices

Rock & Perdices

Tiempo de lectura:2 Minutos, 31 Segundos

Viña Las Perdices abrió sus puertas para dar lugar a un nuevo blend que combina la pasión del rock con la del vino.

La cordillera de Los Andes hizo de fondo al escenario que se montó junto a la bodega para que desde los jardines el público pudiera vivenciar la nueva propuesta de Rock & Perdices. Fue Pablo Silvestre quien pasadas las 22 se ocupó de «dar puerta» al inicio de esta particular mixtura  en Viña Las Perdices. Con una copa en una mano y el micrófono en la otra, comentó  que Damos Puerta es un concepto en sí mismo que sintetiza los momentos previos, la pulsión, la euforia, la adrenalina que se siente minutos antes de dar inicio de un nuevo Cosquín Rock, el festival más importante de Argentina. Esto es el resultado del trabajo de todo un año junto a productores, músicos, sonidistas, técnicos y muchas personas más que,  por un instante, detienen la respiración  a la espera del momento justo para dar inicio a un nuevo encuentro. 

Ese momento previo al inicio, cuando finalmente  todo está listo para dar comienzo a un nuevo Cosquín Rock, es el concepto que se traslada al nombre del vino: Damos Puerta. Se trata de un blend reserva 2017 (80% malbec, 10% de Cabernet Franc y 10% de Cabernet Sauvignon) que viene a celebrar un año más de rock. 

No es la primera vez de Viña Las Perdices ya que desde hace algún tiempo viene incursionando en el mundo del rock, como fue el caso del vigésimo aniversario del festival, para el que se elaboraron en especial un Red Blend y un Torrontés Dulce, o también el caso de “Ya lo sabés” y “Brindando por nada” de Las Pelotas, y “El diablo y la muerte” (Malbec / Corte de tintas) de La Renga, entre otros. 

Tanto el festival como la vendimia son una experiencia que se renueva año tras año, luego de un largo proceso de búsqueda y trabajo. En este caso la expresión típica del Cosquín Rock da nombre a esta nueva propuesta, a la vez que funciona como puente entre ambos procesos vinculados por la pasión del trabajo y el placer del disfrute. 

Turf fue la banda elegida para montar el show de lo que no fue solo una noche más, sino la alegría de encontrarse después de un largo tiempo para compartir nuevamente un Rock & Perdices. Entre el público estuvieron presentes varios referentes del rock local, productores y periodistas especializados en el género, entre otros invitados, quienes además de cantar los coros de algunos de sus éxitos, como “pasos al costado”, “magia blanca” y “loco un poco”,  pudieron también disfrutar de los vinos vinculados a Rock & Perdices, y de un adelanto exclusivo: la presentación del nuevo formato de Chac Chac en latas. 

De este modo el espíritu del rock invadió a más no poder toda la bodega, renovando una experiencia que no deja de dar puerta a nuevas sensaciones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.